Plumsock Mesoamerican Studies

Influencia británica en el comercio centroamericano durante las primeras décadas de la Independencia, 1821-1851

Robert A. Naylor

Editorial: CIRMA y Plumsock Mesoamerican Studies

ISBN: 0-910443-04-1

$16.50

Este volumen ofrece un análisis sobre las relaciones comerciales entre Gran Bretaña y Centroamérica durante los treinta años que siguieron a la independencia, de 1821 a 1851. El estudio está basado en fuentes de archivo localizadas en la Oficina de Registros Públicos de Londres y la Biblioteca Latinoamericana de la Universidad de Tulane en Nueva Orleans, EE.UU. El examen cuidadoso de estas fuentes lleva al autor a rebatir interpretaciones anteriores en las que se le asignaba a Gran Bretaña una estrategia deliberada de corte imperialista en lo que respecta a sus relaciones con Centroamérica. Según Naylor, Gran Bretaña reemplazó a España, a partir de la independencia, como la potencia extranjera más influyente sobre Centroamérica. Pero, al contrario de otros historiadores, Naylor argumenta que para alcanzar este predominio, Gran Bretaña no tuvo necesidad de recurrir a políticas imperialistas, ya sea tradicionales o económicas. El simple hecho de ser la potencia económica dominante a nivel mundial durante este período le permitió ejercer un control casi total sobre la actividad comercial en el Istmo.

En base a dicho dominio comercial, Gran Bretaña logró seguir una política unilateral encaminada únicamente a proteger los intereses comerciales y financieros de sus súbditos residentes en el Istmo. Esta política explica cómo, durante el período de 1821 a 1851, Gran Bretaña no reconoció formalmente la independencia de la república federal, ni estableció relaciones diplomáticas con ninguno de los cinco estados. Sólo en los casos concretos en que la corona percibió que sus intereses eran palmariamente lesionados, Gran Bretaña eligió ejercer presión militar sobre los gobiernos centroamericanos con el fin de poner coto a tales “abusos”.

Según Naylor, pese a que Centroamérica declaró el libre comercio en 1821, para la gran mayoría de comerciantes del Istmo resultó mucho más conveniente y económico llevar a cabo sus transacciones a través de compañías británicas establecidas en la colonia inglesa de Belice, una práctica que se remontaba a la época colonial. Además, las manufacturas británicas gozaban de prestigio por sus bajos precios y alta calidad y, a su vez, Gran Bretaña era el mercado preferido por los exportadores de tintes y otros productos agrícolas centroamericanos. Los empresarios también se servían de fuentes de crédito y medios de transporte en su mayoría controlados por intereses británicos.

El resultado de esta relación comercial fue, a juicio de Naylor, la creciente dependencia económica de Centroamérica con respecto a Gran Bretaña. Sin embargo, a pesar de las desventajas, las incipientes economías del Istmo se beneficiaron de la relación y lograron alcanzar un cierto grado de progreso económico y prosperidad que no habría sido posible de otra manera. El autor considera que “la adquisición de artículos manufacturados a cambio de productos agrícolas fue más bien satisfactoria, benéfica y en armonía con el principio de libre comercio de la especialización regional internacional” (pág. 187). Conforme a los cálculos de Naylor, en 1851 más de un 75% del comercio de Centroamérica se efectuaba con Gran Bretaña. Fue sólo a partir de 1850, con el tratado Clayton-Bulwer, que la hegemonía geopolítica británica comenzó a ser desafiada por los Estados Unidos. Sin embargo, su posición de dominio comercial en el Istmo permaneció incólume hasta comienzos del siglo XX.

La mayor parte del texto se ocupa de analizar en detalle el carácter y las magnitudes de la relación comercial entre Gran Bretaña y Centroamérica. El análisis se refuerza con un extenso apéndice compuesto de 17 cuadros de datos estadísticos sobre la actividad comercial entre las dos naciones durante el período del estudio. Naylor dedica también considerable atención a otros temas relevantes tales como la controversia sobre el estatus del territorio de Belice, los esfuerzos iniciales de Gran Bretaña por construir el canal interoceánico así como el papel del controvertido cónsul británico, Frederick Chatfield, en los conflictos ideológicos de la época y en lo tocante a la desintegración de la unión centroamericana hacia finales de los años treinta.

Influencia británica en el comercio centroamericano durante las primeras décadas de la Independencia, 1821-1851

Autor Robert A. Naylor
Portada Ver portada
Editorial CIRMA y Plumsock Mesoamerican Studies
Año 1987
Nº de páginas 314
ISBN 0-910443-04-1
Lugar La Antigua Guatemala y South Woodstock, Vermont

Contenido

Contenido

Prefacio

Mapa de la ruta comercial de Belice

Mapa de Centroamérica

I. Introducción y perspectiva

II. Las relaciones comerciales oficiales de Inglaterra con la República Federal de Centroamérica

III. Las condiciones del comercio

IV. Naturaleza del comercio

V. Curso del comercio

VI. Extensión del comercio

VII. Conclusiones

Estadísticas comerciales

Notas

Bibliografía

Índice onomástico

Índice analítico

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Solo los usuarios registrados que hayan comprado este producto pueden hacer una valoración.

Carrito de compra