NDICE GENERAL 1980–2008
(enero–diciembre de 2008)

25 x 17.6 cm, xi + 304 págs.
ISSN 0252-9963


Número Anterior
Previous Issue


Número Siguiente
Next Issue


Pedido
Order




C
ONTENIDO

Presentación     págs. vii–viii
Presentation

Contenidos      págs. 2–141

Listado de autores y respectivas contribuciones      págs. 144 –251

Libros reseñados     págs. 254 –372


 



Contenido
Contents


Número Anterior
Previous Issue


Artículo Anterior
Previous Article


Artículo Siguiente

Next Article


Número Siguiente
Next
Issue


Pedido
Order

 

Presentacin
por Armando J. Alfonzo Utrilla y W. George Lovell
Índice general 1980–2008 (enero–diciembre de 2008), págs. vii–viii.

En 1980, cuando se publicó el primer número de Mesoamérica, el mundo conocía muy poco, y le importaba aun menos, las tierras y los pueblos a quienes la revista les ha dedicado sus páginas desde un principio. La guerra civil en Centroamérica y la rebelión inspirada por los indígenas en Chiapas, en las décadas de 1980 y 1990 respectivamente, atrajo la atención de los medios de comunicación, lo cual le confirió a la región un reconocimiento pasajero que puede recapturar, y sólo por un breve momento, si ocurre un desastre natural, se comete un crimen relacionado con el tráfico de drogas o si el papa, un político poderoso o una celebridad extranjera pasa por allí. No obstante, Mesoamérica mantiene su meta pedagógica principal, la cual consiste en divulgar el conocimiento de diversos campos de investigación relacionados con el territorio que Pablo Neruda memorablemente denominó “la dulce cintura de América”.

Generalmente, los investigadores escriben y publican los resultados de sus estudios sin saber a qué público alcanzarán y qué impacto tendrán, ya sea a largo o a corto plazo. Nuestra portada muestra a Alfred P. Maudslay embelesado con sus notas en un campamento establecido en uno de los templos de Chichén Itzá, Yucatán, en 1889. ¿Qué pensamientos ocupaban la mente de este arqueólogo pionero en el momento en que la cámara capturó su imagen mientras trabajaba en el campo? ¿Cómo podía Maudslay prever que el mundo maya que él y sus colegas nos revelaban sería revolucionado por los avances de la arqueología y epigrafía? “Descifrar el código maya”, como expresara Michael D. Coe, o mejor dicho interpretar la escritura maya clásica, no es sino una corriente intelectual entre las tantas que Mesoamérica ha esbozado y traído a la atención de nuestros lectores, quienes ahora constituyen una extensa comunidad internacional que reside en los 42 países donde se distribuye la revista.

El Índice general que aquí presentamos se organiza en tres secciones: la primera incluye el contenido de los 50 números de Mesoamérica publicados hasta la fecha; en la segunda aparecen alfabéticamente los nombres de todos los autores y el título y naturaleza de sus contribuciones, ya sean éstas artículos, ensayos, reseñas de libros, proyectos de investigación o comentarios; por último, la tercera incluye un extenso inventario correspondiente a la sección de reseñas, que ha sido una característica distintiva de Mesoamérica. Ahí presentamos el listado de obras reseñadas en la revista entre 1980 y 2008 y los nombres de sus autores por orden alfabético.

Esperamos que la publicación de este suplemento al número 50 de Mesoamérica no sea solamente un registro de los logros actuales sino que también sirva de inspiración para futuras investigaciones. Deseamos que cuando los estudiantes de ciencias sociales consulten en particular el contenido de uno o varios de estos 50 números puedan, a partir de allí, generar una bibliografía pertinente relacionada con cualquier aspecto de los estudios mesoamericanos que atraiga su interés. Estamos conscientes de que las aproximadamente 2,083 aportaciones académicas que aparecen en este Índice general sólo representan un modesto porcentaje de la actual producción de estudios científicos sobre la región. Sin embargo, esperamos también que esta sencilla referencia bibliográfica sea útil en bibliotecas e instituciones académicas y brinde a los investigadores una idea del tipo de estudios que han recibido mayor o menor atención.


 


Contenido
Contents


Número Anterior
Previous Issue


Artículo Anterior
Previous Article


Artículo Siguiente

Next Article


Número Siguiente
Next Issue


Pedido
Order

 

logo.gif (395 bytes) PLUMSOCK MESOAMERICAN STUDIES
P.O. Box 1695, Wellfleet, MA 02667, U.S.A.
Tel: (508) 349-1330; Fax: (508) 349-0252; e-mail: pmsvt@aol.com