MESOAMÉRICA 41
(junio de 2001)

25 x 17.6 cm, x + 258 págs.
ISSN 0252-9963


Número Anterior
Previous Issue


Número Siguiente
Next Issue


Pedido
Order




CONTENIDO

Presentación     págs. ix–x
Presentation

ARTÍCULOS

Marilyn A. Masson     págs. 1–30
El sobrenatural Cocijo y poder de linaje en la antigua sociedad zapoteca
(The Cocijo Supernatural and Lineage Power in Ancient Zapotec Society)

Christophe Belaubre     págs. 31–76
Poder y redes sociales en Centroamérica: el caso de la orden de los dominicos (1757–1829)
(Power and Social Networks in Central America: The Case of the Dominican Order, 1757–1829)

Ana Paulina Malavassi Aguilar     págs. 77–97
Los orígenes de la lepra en Costa Rica (1784–1821)
(The Origins of Leprosy in Costa Rica, 1784–1821)

 

PROYECTOS DE INVESTIGACIÓN

Jorge Luján Muñoz     págs. 99–136
El establecimiento del Estanco del Tabaco en el Reino de Guatemala
(The Establishment of a Tobacco Monopoly in the Kingdom of Guatemala)

 

RELATOS DE VIAJEROS

Christopher H. Lutz     págs. 138–145
Un científico sueco en Centroamérica: Carl Vilhelm Hartman (1862–1941)

Carl Vilhelm Hartman     págs. 146–191
Reconocimiento etnográfico de los aztecas de El Salvador
(An Ethnographic Survey of the Aztecs [Pipiles] of El Salvador)

 

ENSAYO RESEÑA

Ubicando a Miguel Ydígoras Fuentes, “caudillo incomprendido”
por Julio C. Pinto Soria     págs. 193–205

 

RESEÑAS

Ciencia social y educación

Marc Edelman, Fabrice Lehoucq, Steven Palmer e Iván Molina, Ciencia social en Costa Rica: Experiencias de vida e investigación
por Christopher H. Lutz     págs. 207–211

John L. Hammond, Fighting to Learn: Popular Education and Guerrilla War in El Salvador
por Leigh Binford     págs. 212–216

 

Estudios históricos

Richmond F. Brown, Juan Fermín de Aycinena: Central American Colonial Entrepreneur, 1729–1796
por Enrique Gordillo Castillo     págs. 217–220

David Henige, Numbers from Nowhere: The American Indian Contact Population Debate
por William R. Fowler     págs. 221–223

 

Literatura y lingüística indígenas

Francisco Rojas González, Ensayos indigenistas
por Guillermo de la Peña     págs. 224–227

Juan Felipe Herrera, Tejedoras de rayos / Thunderweavers
por Emilio del Valle     págs. 227–229

José Antonio Flores Farfán, Cuatreros somos y toindioma hablamos: contactos y conflictos entre el náhuatl y el español en el sur de México
por Daniéle Dehouve     págs. 230–232

 

Estudios agrarios y laborales

Aldo A. Lauria-Santiago, An Agrarian Republic: Commercial Agriculture and the Politics of Peasant Communities in El Salvador, 1823–1914
por Leigh Binford     págs. 233–236

Guy P. C. Thompson y David G. LaFrance, Patriotism, Politics, and Popular Liberalism in Nineteenth-Century Mexico: Juan Francisco Lucas and the Sierra de Puebla
por Michael T. Ducey     págs. 237–241

Lynn Horton, Peasants in Arms: War and Peace in the Mountains of Nicaragua, 1979–1994
por Adam Jones     págs. 241–245

Marc Edelman, Peasants Against Globalization: Rural Social Movements in Costa Rica
por Marilyn Gates     págs. 245–249

Aviva Chomsky y Aldo Lauria-Santiago, editores, Identity and Struggle at the Margins of the Nation-State: The Laboring Peoples of Central America and the Hispanic Caribbean
por Marc Edelman     págs. 249–254

Aviva Chomsky, West Indian Workers and the United Fruit Company in Costa Rica, 1870–1940
por Marc Carey     págs. 255–258


 



Contenido
Contents


Número Anterior
Previous Issue


Artículo Anterior
Previous Article


Artículo Siguiente

Next Article


Número Siguiente
Next
Issue


Pedido
Order

 

Presentación
por Armando J. Alfonzo Utrilla y W. George Lovell
Mesoamérica 41 (junio de 2001), págs. ix–x.

Por segunda ocasión, la portada de Mesoamérica proviene de las colecciones de la Hispanic Society of America (fundada en 1908 por Archer M. Huntingdon), que no sólo incluyen libros raros y manuscritos antiguos sino también pinturas, mapas, cerámica y códices de España e Hispanoamérica. Agradecemos a Mitchell A. Codding, director actual de dicha institución, el que nos haya facilitado para nuestra portada La genealogía de Macuilxochitl, imagen zapoteca del siglo XVI.

Dicha imagen nos sirve de enlace para el mundo sobrenatural que Marilyn A. Masson presenta en su artículo sobre las manifestaciones de Cocijo en el valle zapoteca de Oaxaca. Masson documenta, para uno de los crisoles culturales más importantes de México, las diversas formas y significados de los rituales precolombinos de Cocijo, entre los que desempeñaban un papel importante la conmemoración y veneración de los ancestros. De la época precolombina en el valle de Oaxaca nos trasladamos a la Guatemala colonial, donde Christophe Belaubre reconstruye la influencia de la orden de los dominicos a finales del siglo XVIII y principios del XIX. Con diligente atención a los detalles, Belaubre indica que, aunque en teoría en Latinoamérica las reformas borbónicas cambiaron dramáticamente las relaciones entre la Iglesia y el Estado, en realidad los dominicos de Centroamérica mantuvieron hasta un poco después de la Independencia una posición poderosa, tanto social como económicamente. Entre otros factores, Belaubre atribuye la tenacidad de la orden a la relación favorable con el arzobispo dominico Ramón Casaus y Torres, quien asumiera su cargo eclesiástico en 1811, momento de una coyuntura histórica crítica.

Durante la mayor parte del periodo que Belaubre analiza, pero con un tema y enfoque regional muy diferentes, Ana Paulina Malavassi Aguilar examina la historia social de la lepra en Costa Rica. Malavassi describe a la lepra como una enfermedad que frustró reiteradamente las medidas que las autoridades coloniales adoptaron para controlarla, principalmente debido a que las familias con parientes afectados impidieron que a éstos se les excluyera o pusiera en cuarentena.

Jorge Luján Muñoz nos presenta un estudio sobre el tabaco. Mucho de éste tiene que ver con el periodo colonial tardío, aunque Luján Muñoz también pone de relieve su análisis del establecimiento de un monopolio de estado en 1766, al describir el uso ceremonial del tabaco entre los mayas de la antigüedad y su crecimiento en importancia comercial durante el siglo XVII, cuando la planta se cultivaba por todo el Reino de Guatemala, desde Chiapas hasta Costa Rica. La obra en proceso de este proyecto de investigación de Luján Muñoz promete llegar a ser una contribución importante para la historia económica de Centroamérica.

Claudia García tradujo del sueco al español un estudio fascinante de Carl Vilhelm Hartman que se refiere a la cultura pipil de El Salvador. El mismo nos permite seguir con la serie de relatos de viajeros y académicos europeos que en Mesoamérica presentamos de vez en cuando. Christopher H. Lutz hace la introducción del estudio, contextualizando la vida y los alcances académicos de Hartman, manifestando que el distinguido científico sueco fue un producto de su propia época. Realizó, por ejemplo, investigaciones antropométricas de seres humanos. Hoy día se consideraría a dicha práctica como algo impertinente si no inmoral. Sin embargo, como la mayoría de sus semejantes, Hartman disfrutó de autorización oficial al realizar sus investigaciones, lo que resultó en su registro de una amplia gama de costumbres pipiles que en la actualidad o se han perdido o han pasado a ser parte de la memoria histórica. Aunque Hartman y su forma de proceder pueden a veces desconcertar nuestra sensibilidad común, el hecho es que, de no haber sido por su responsabilidad y dedicación académicas, nuestro conocimiento de los “aztecas de El Salvador” sería muy inferior a lo que en la actualidad es. Para abundar sobre las aportaciones de Hartman, en un número futuro de la revista presentaremos algo más sobre la vida y obra del investigador.

Tras el ensayo reseña de Julio C. Pinto Soria sobre Miguel Ydígoras Fuentes, a quien Roland H. Ebel considera un “caudillo incomprendido”, concluimos este número con las reseñas críticas de 13 libros recientes. En junio del 2000, en su contribución al número 136 de la revista Memoria, Roberto Melville presentó a los lectores de la misma una amable opinión sobre Mesoamérica, haciendo mención especial de la sección de reseñas, la cual sigue beneficiándose de la capacidad organizativa de Jorge H. González y de una diversidad creciente de comentadores. Como bien sabe cualquier autor, publicar un libro es una cosa; lograr que se le reseñe en un foro profesional apropiado es otra. Agradecemos a quienes, a instancias de los comentarios de Roberto Melville, han decidido leer y consultar Mesoamérica por primera ocasión. Tanto para ellos como para quienes nos favorecen con su continuado interés, reiteramos nuestro compromiso de seguir presentándoles material académico de valor y provecho para sus investigaciones.


 



Contenido
Contents


Número Anterior
Previous Issue


Artículo Anterior
Previous Article


Artículo Siguiente

Next Article


Número Siguiente
Next
Issue


Pedido
Order

 

Marilyn A. Masson
El sobrenatural Cocijo y poder de linaje en la antigua sociedad zapoteca
(The Cocijo Supernatural and Lineage Power in Ancient Zapotec Society)
Mesoamérica 41 (junio de 2001), págs. 1–30.

Resumen
La variación en las manifestaciones del sobrenatural Cocijo revela múltiples disfraces de esta entidad, incluyendo una deidad formal, la encarnación del rayo y el compañero espiritual de individuos poderosos. El contexto de las imágenes de Cocijo en los sitios precolombinos del valle de Oaxaca es principalmente funerario, lo cual sugiere que los rituales que tenían que ver con esta entidad estaban vinculados con la conmemoración de los ancestros como medio importante de reconocer el poder basado en el linaje entre los líderes de la sociedad zapoteca. Aquí se argumenta que las escenas de estas efigies reflejan rituales congelados en una acción que refleja la comunicación con los ancestros y la transformación de humanos en Cocijos o viceversa. Los rituales de Cocijo probablemente eran oficiados por sacerdotes formales, tal vez los hijos de la nobleza, quienes pueden haber tenido un poder considerable dentro del estado de Monte Albán. Esta sugerencia se basa en analogías con el período histórico, cuando el poder político era compartido por cargos influyentes del sacerdocio.

Abstract
Variations in the manifestation of the supernatural entity Cocijo reveal multiple guises, including a formal deity, the embodiment of lightning, and the spirit companion of powerful individuals. The context of Cocijo images at Precolumbian sites in the valley of Oaxaca is primarily funerary, which suggests that rituals involving this entity were linked to ancestor commemoration as an important means of acknowledging lineage-based power in the leadership of Zapotec society. An argument is made here that scenes of these effigies reflect rituals frozen in action, indicating ancestor communication and the transformation of humans into Cocijos, or vice-versa. Cocijo rituals were probably performed by officially recognized priests, perhaps the sons of nobility, who may have held considerable power within the Monte Alban state. This suggestion is based on analogies with the historic period, when political power was shared by influential offices of the priesthood.


 



Contenido
Contents


Número Anterior
Previous Issue


Artículo Anterior
Previous Article


Artículo Siguiente

Next Article


Número Siguiente
Next Issue


Pedido
Order

 

Christophe Belaubre
Poder y redes sociales en Centroamérica: el caso de la orden de los dominicos (1757–1829)
(Power and Social Networks in Central America: The Case of the Dominican Order, 1757–1829)
Mesoamérica 41 (junio de 2001), págs. 31–76.

Resumen
Este trabajo analiza el papel socioeconómico de la orden de los dominicos en Centroamérica, haciendo énfasis en los mecanismos que permitieron a la orden organizarse para resistir eficazmente a las reformas de los Borbones y conservar hasta 1829 una posición económica todavía fuerte. Nos lleva a plantear la siguiente pregunta: ¿Existió una alianza entre algunas familias criollas y el alto clero secular, a partir de la llegada de un arzobispo dominico a Guatemala a principios del siglo XIX, para defender a la orden, lo que nos permitiría matizar las ideas que hacían de los dominicos los más fieles aliados de la Corona española?

Abstract
This paper looks at the socioeconomic role of the Dominican Order in Central America, focusing on the mechanisms that allowed the Order to organize itself in order to resist effectively the Bourbon Reforms, thereby preserving its powerful economic position until 1829. The following question frames the inquiry: After the arrival in Guatemala at the start of the nineteenth century of an archbishop who was himself a Dominican, was an alliance struck between high-ranking secular clergy and criollo families to protect the Order? Such an alliance would allow us to refine somewhat the ideas that made the Dominicans the most loyal allies of the Spanish Crown.


 



Contenido
Contents


Número Anterior
Previous Issue


Artículo Anterior
Previous Article


Artículo Siguiente

Next Article


Número Siguiente
Next Issue


Pedido
Order

 

Ana Paulina Malavassi Aguilar
Los orígenes de la lepra en Costa Rica (1784–1821)
(The Origins of Leprosy in Costa Rica, 1784–1821)
Mesoamérica 41 (junio de 2001), págs. 77–97.

Resumen
Este trabajo analiza las tres versiones diferentes que existen sobre la introducción de la lepra en la provincia de Costa Rica a lo largo del período colonial. Se enfatiza en el estudio de los motivos que llevaron a la alta burocracia colonial a visualizar la lepra como un problema sanitario a partir de 1784. Si bien para la época la principal medida profiláctica era el aislamiento, y entre 1784 y 1820 se dieron tres intentos para construir un lazareto general, estos fracasaron por falta de recursos y porque el grueso de la población aún no había asumido totalmente la idea de contagio de la lepra, hasta el extremo que muchas familias, en la medida de sus posibilidades económicas, protegían a sus miembros enfermos. Los leprosos que terminaban como mendigos procedían de familias con recursos muy limitados y, por tanto, incapaces de asumir la manutención de un miembro improductivo. Durante la colonia la idea de excluir a los leprosos del seno de la sociedad sana fracasó; además, la condición de marginados de los leprosos era bastante relativa.

Abstract
This study examines three different versions of how, in colonial times, leprosy made its appearance in Costa Rica. Emphasis is placed on the motives behind high colonial bureaucrats viewing leprosy, after 1784, as a sanitary problem. Quarantine was seen as the principal preventative measure and between 1784 and 1820 there were three attempts at constructing a public sanatorium. These efforts came to nought because resources were scarce and because the population at large still had little awareness of how leprosy spread, many families choosing, within their economic limits, to protect afflicted members by looking after them at home. Lepers who ended up begging on the streets came from families with very limited resources, ones simply incapable of providing for a non-productive relative. During colonial times, the notion of cutting lepers off from the rest of society failed. Besides, their disadvantaged condition was a relative one.


 



Contenido
Contents


Número Anterior
Previous Issue


Artículo Anterior
Previous Article


Artículo Siguiente

Next Article


Número Siguiente
Next Issue


Pedido
Order

 

Jorge Luján Muñoz
El establecimiento del Estanco del Tabaco en el Reino de Guatemala
(The Establishment of a Tobacco Monopoly in the Kingdom of Guatemala)
Mesoamérica 41 (junio de 2001), págs. 99–136.

Resumen
El tema central de este estudio es la primera década del Estanco del Tabaco en el Reino de Guatemala, establecido en 1766. Sin embargo, previamente se da atención al origen prehispánico de dicha planta y su uso ceremonial entre los mayas. Se demuestra que la divulgación del cultivo y del consumo general se remonta, al menos, a principios del siglo XVII. Lo cultivaban productores pequeños y medianos, a lo largo de todo el territorio, desde Chiapas hasta Costa Rica. Hacia 1765 la principal región productora era El Salvador (Olocuilta e Ixtepec (Istepeque)) y Gracias (Copán). La introducción del monopolio se hizo en el marco de una reforma general de la real hacienda, que incluyó las rentas de alcabala y aguardiente y el nuevo estanco tabaquero. Generó resistencia y oposición, que se dio sobre todo en Santiago de Guatemala durante 1766. Se estudia la organización original, los problemas para poner en marcha el sistema y los resultados durante la primera década de la reforma general.

Abstract
Of primary interest here is the first decade of the tobacco monopoly’s existence in the Kingdom of Guatemala, a monopoly that dates to the year 1766. However, prior to examining how the monopoly was set up, tobacco’s pre-Hispanic ceremonial use among the Maya is reviewed. Cultivation and consumption of the plant increased markedly in the early seventeenth century. Tobacco was cultivated by small and medium-sized producers throughout the Kingdom, from Chiapas to Costa Rica. By 1765, the preeminent regions of production were Olocuilta and Ixtepec (Istepeque) in El Salvador and Copán in Honduras. The establishment of a state monopoly was carried out in the context of a general revamping of the royal treasury, which included taxing the sale of goods such as liquor and tobacco. These moves triggered opposition and resistance as the year 1766 unfolded, especially in Santiago de Guatemala. How the monopoly was originally organized is examined, along with the problems and repercussions associated with it during the first decade of reform.


 



Contenido
Contents


Número Anterior
Previous Issue


Artículo Anterior
Previous Article


Artículo Siguiente

Next Article


Número Siguiente
Next Issue


Pedido
Order

 

Carl Vilhelm Hartman
Reconocimiento etnográfico de los aztecas de El Salvador
(An Ethnographic Survey of the Aztecs [Pipiles] of El Salvador)
Mesoamérica 41 (junio de 2001), págs. 146–191.

Resumen
Hacia finales del siglo XIX, el arqueólogo y etnógrafo sueco Carl Vilhelm Hartman dedicó un periodo productivo de investigación, al igual que otros numerosos académicos americanos y europeos, al área de Centroamérica. A pesar de que viajó extensamente por la región, una gran parte de su tiempo la ocupó en su trabajo en El Salvador, ya que una base en Nahuizalco le permitió dedicarse al estudio de los pipiles, a quienes él denomina los “aztecas” de El Salvador. Presentamos una visión única de la Mesoamérica de finales del siglo XIX, en la cual Hartman enfoca su atención en la tierra y la vida en la región pipil.

Abstract
As the nineteenth century drew to a close, the Swedish archaeologist and ethnographer Carl Vilhelm Hartman spent a productive period of research, as did numerous other American and European scholars, in Central America. Though he traveled widely in the region, a good deal of his time was taken up by work in El Salvador, where a base in Nahuizalco allowed Hartman to devote himself to the study of the Pipiles, whom he refers to as the “Aztecs” of El Salvador. What follows is a unique turn-of-the-century view of Mesoamerica, in which Hartman focuses his attention on land and life in Pipil country.


 


Contenido
Contents


Número Anterior
Previous Issue


Artículo Anterior
Previous Article


Artículo Siguiente

Next Article


Número Siguiente
Next Issue


Pedido
Order

 

logo.gif (395 bytes) PLUMSOCK MESOAMERICAN STUDIES
P.O. Box 1695, Wellfleet, MA 02667, U.S.A.
Tel: (508) 349-1330; Fax: (508) 349-0252; e-mail: pmsvt@aol.com